Casa, con vista sobre el océano,

Renovada según la tradición local,

3 habitaciones :

100 m² de "salón- terraza" :

La piscina

un gran espacio (12,5 por 4,5 metros), adosado a terrazas hechas de piedra, rodeado de olivos centenarios : el ambiente es suntuoso. Terreno protegido por un cercado.

 

La piscina está compartida con los residentes de « Copains d’abord », la segunda casa de las  Figuiettes.

 

Un jardin

La playa de Sidi Mright :

"Un sendero muy pintoresco va desde la casa hasta una de las playas más bellas del lugar ."

"Nos encantó el chiringuito de la playa donde degustamos excelentes tadjines"

El libro de oro de las Vieilles Figuiettes

Muy agradable estancia familiar en las Figuiettes

Figuiettes es un lugar ideal para pasar tus vacaciones familiares. La casa es muy espaciosa y aireada, con una hermosa terraza con vistas al mar en el horizonte y un paisaje despejado hasta él. Hay hamacas y cojines tanto para adultos como para niños en los que te puedes tumbar y relajarte. Hay un jardín y un huerto junto a la casa y pudimos recoger verduras que fueron enseguida cocinadas con la ayuda de una cocinera del lugar que trabaja en la casa.

 

Otra ventaja extra fue la playa de arena que está a 30 min. andando desde la casa a través de unas pintorescas colinas. La casa está fuera del ajetreo de los lugares urbanos más turísticos,  pero desde la que hay un fácil acceso en coche a los lugares y ciudades históricos. Es definitivamente un sitio donde volveremos

 

(agosto 2014)

 

Nuestra estancia en Asilah en las Figuiettes

Simplemente nos encantó este sitio. Un magnífico dominio con una vista panorámica sobre el mar, una pequeña granja encantadora. Guardaremos un recuerdo maravilloso y el día que decidamos volver a Marruecos será sin duda la casa que alquilaremos para nuestra estancia.

 

(septiembre 2014)

 

Calma y cambio de ambiente cerca de Asilah

Pasamos una excelente estancia en familia en las Figuiettes. La casa es muy agradable, con su salon en la terraza , y vistas al mar!  Incluso en pleno agosto, no pasamos calor (una chaquetita al caer la noche). Aconsejable a todos los amantes de la tranquilidad y de los cambios de ambiente. Precioso paseo a pié desde la casa (35 minutos caminando), para llegar a una playa salvaje, y muy agradable para los niños. Recepción atenta y simpática de Cécile y Nordine, siempre dispuestos a dar buenos consejos sobre la región, el pueblo de Asilah muy cercano, etc. Un lugar que nos encantó!

 

(julio 2014)

 

Maravillosa estancia en las Figuiettes

Pasamos una maravillosa estancia en familia en las Figuiettes. La casa es muy espaciosa y agradable, ideal para las vacaciones con niños. A ellos les encantaros los columpios de la terraza y apreciaron mucho el ambiente familiar del lugar, así como nosotros. Cécile y Nordine sont muy acogedores y atentos. Guardamos un buen recuerdo de nuestras vacaciones y contamos con volver el año próximo.

 

La casa era increíble

La casa era increíble y apreciamos mucho la comunicación con Cécile antes de llegar. La ayuda de Said, que vive cerca de la casa, fue muy atenta.

 

(junio 2014)

 

Un pequeño rincón de quietud

Todo pasó estupendamente, pasamos unos muy buenos momentos con nuestros amigos, los niños estaban encantados. La casa está excepcionalmente muy bien situada, y por supuesto muy bien equipada. Zohra, Mohamed y Javier nos acogieron muy bien y se ocuparon muy bien de nosotros tanto a la llegada como a la salida. Captamos mucha humanidad en el proyecto que habéis desarrollado en las Figuiettes, muy bien integrado en su contexto físico y social. Bravo por haber creado este pequeño rincón de quietud, no dudaremos en hacer circular vuestro contacto entre nuestro círculo de amistades aquí en Marruecos, Hasta pronto,

 

(mayo 2014)

 

Hermosa casa de construcción tradicional en la costa

Nosotros sólo estuvimos una noche en esta casa tradicional con paredes de medio metro de espesor, al lado del mar. Tiene tres habitaciones espaciosas con mantas eléctricas para el invierno, una gran cocina, un salón con calefacción eléctrica y una enorme terraza. Cecile y Nordine son grandes anfitriones y se esfuerzan para que te encuentres lo mejor posible. Tomamos una exquisita cena preparada por Zora para nosotros, empanada casera, pan recién hecho para desayunar, mermelada y mantequilla caseras e incluso crepes! Es un lugar ideal si te gusta estar fuera y te gusta la paz y la quietud. Asilah está cerca y los jueves ponen un mercado local en la carretera entre Asilah y la casa de Cecile y Nordine. Si tienes prisa para ir a algún sitio ese día... cuidado! ;-) Es posible conducir con tu coche o un coche alquilado, incluso si el último trozo del camino hacia este precioso lugar es casi como un desafío. Mejor no viajar por la noche, ya que la pista es bastante estrecha y el lugar es un poco difícil de encontrar. Espero que se lo pasen tan bien en su estancia como nosotros lo pasamos!

 

(enero 2014)

 

Los planos de la casa :